Blog

¿Qué es y Cómo Se Transmite La Legionella?

como se transmite la legionella

La Legionella, una bacteria que ha capturado la atención de la comunidad científica y la preocupación pública, es el agente causante de la legionelosis, una enfermedad respiratoria potencialmente grave. En este artículo, exploraremos qué es  y cómo se transmite la Legionella, ofreciendo una comprensión más clara de los riesgos asociados y las medidas preventivas.

Desde Laboratorio Gedysa, ofrecemos un servicio de laboratorio de análisis y control de calidad, utilizamos tecnología punta y los mejores equipos del mercado. ¡Contacta con nosotros!

¿Qué es la Legionella?

La Legionella es un género de bacterias que comprende diversas especies, siendo la Legionella pneumophila la responsable de la mayoría de los casos de legionelosis. Estas bacterias prosperan en ambientes acuáticos, como sistemas de agua caliente, jacuzzis, fuentes y sistemas de refrigeración. A menudo, la infección se produce mediante la inhalación de pequeñas gotas de agua contaminada. Por ello, es importante realizar a menudo un análisis de legionella.

La legionelosis puede impactar a cualquiera, sin embargo, hay factores de riesgo que incrementan la probabilidad de contraer esta enfermedad causada por la bacteria Legionella.

  • Entre las categorías de personas con un riesgo más elevado se encuentran las de edad avanzada, quienes, por encima de los 50 años, suelen tener sistemas inmunológicos menos robustos, aumentando su susceptibilidad a infecciones como la legionelosis.
  • Individuos con problemas de salud preexistentes tales como enfermedades respiratorias crónicas, diabetes, enfermedades renales o inmunodeficiencias, enfrentan un mayor riesgo de desarrollar complicaciones graves por la infección de Legionella.
  • Los fumadores, debido a que el tabaquismo debilita los pulmones, presentan una mayor vulnerabilidad a infecciones respiratorias, elevando el riesgo de complicaciones en caso de legionelosis.
  • Personas que han recibido trasplantes de órganos y, como resultado, toman medicamentos inmunosupresores para evitar el rechazo del órgano, tienen el sistema inmunológico debilitado, lo que incrementa su riesgo de infecciones.
  • Los viajeros internacionales se exponen a sistemas de agua menos regulados en hoteles, cruceros y otras instalaciones, potenciando el riesgo de contacto con Legionella.
  • Finalmente, individuos que han estado hospitalizados, especialmente en unidades de cuidados intensivos, pueden estar en contacto con sistemas de agua hospitalarios propensos a albergar la bacteria.

 

¿Cómo se transmite la Legionella?

La principal pregunta que nos suelen hacer es ¿cómo se transmite la Legionella? Estas son las principales vías de transmisión:

Aerosoles de agua

La transmisión más común ocurre a través de la inhalación de aerosoles de agua contaminada con Legionella. Sistemas de climatización, duchas, bañeras de hidromasaje y fuentes pueden dispersar gotas de agua contaminada en el aire, facilitando la entrada de la bacteria a los pulmones.

Aspiración de agua contaminada

La aspiración de agua contaminada, especialmente en personas con sistemas inmunológicos debilitados o condiciones médicas preexistentes, también puede ser una vía de transmisión. Beber agua contaminada puede llevar a la bacteria a los pulmones, causando infecciones respiratorias.

Hay otros sistemas que no emplean el agua para enfriar el aire como por ejemplo el aire acondicionado de las casas o de los coches. Por lo tanto, no presentan una amenaza o riesgo de multiplicación de la bacteria Legionella.

¿Estás interesado en realizar un análisis de Legionella?
¡En Laboratorio Gedysa te ofrecemos la solución! Realizamos análisis de Legionella con precisión y rigurosidad, garantizando la seguridad que tu entorno y tú estáis buscando.

Factores de riesgo

Una vez conoces cómo se transmite la Legionella debes saber los principales factores de riesgo de esta bacteria:

Temperatura del Agua

La Legionella prospera en ambientes acuáticos cálidos, con una temperatura ideal de reproducción entre 20°C y 45°C. Sistemas de agua tibia o calentadores sin mantenimiento adecuado pueden convertirse en criaderos propicios para la bacteria.

Sistemas de Agua Estancada

Aguas estancadas o de baja circulación, como en sistemas de tuberías poco utilizadas, ofrecen un entorno propicio para el crecimiento de Legionella. Mantener una buena circulación de agua es esencial para prevenir la proliferación de la bacteria.

Cómo evitar la transmisión de la Legionella

Una serie de pasos que puedes seguir como medidas preventivas son:

Mantenimiento Riguroso

Implementar programas de mantenimiento regular en sistemas de agua, limpiando y desinfectando para evitar la acumulación de sedimentos y bacterias. Así como acudir a algún laboratorio de análisis para asegurarse evitar la Legionella. En Gedysa, estamos orgullosos de poder ayudarte con el control de esta bacteria. ¡Contacta con nuestro laboratorio para saber más!

Control de Temperatura

Mantener el agua a temperaturas fuera del rango óptimo de reproducción de la Legionella es clave. Almacenar agua caliente a más de 60°C y agua fría por debajo de 20°C ayuda a prevenir la proliferación.

Monitoreo del Agua

Realizar análisis de agua periódicos para detectar la presencia de Legionella y tomar medidas correctivas de inmediato en caso de detección.

 

Comprender qué es  y cómo se transmite la Legionella es fundamental para implementar medidas efectivas de prevención. Con un enfoque proactivo en el mantenimiento, control de temperatura y monitoreo del agua, podemos reducir significativamente los riesgos asociados a esta bacteria, garantizando entornos más seguros para todos.

Esperamos que os haya gustado este artículo, no olvidéis que la conciencia y la acción son las mejores herramientas para salvaguardar la salud pública frente a la legionelosis.

 

 

 

5/5 - (6 votos)