Blog

La Listeria Monocytogenes en los Alimentos

Listeria monocytogenes alimentos 

La listeria monocytogenes es una bacteria que se encuentra en el intestino de los animales y se excreta en la materia fecal, así como en frutas y verduras que han crecido en suelos contaminados o han sido fertilizadas con estiércol de animales infectados. Si quieres conocer cómo prevenir la contaminación por Listeria monocytogenes en alimentos y descubrir más acerca de esta bacteria ¡sigue leyendo!

Somos Laboratorio Gedysa, un laboratorio de análisis y control de calidad, cuenta con nosotros si necesitas un análisis de alimentos para verificar la frescura de los ingredientes o para garantizar el cumplimiento de la normativa.

Listeria monocytogenes en alimentos

La listeriosis es una enfermedad de transmisión alimentaria causada por la bacteria Listeria monocytogenes. La Listeria monocytogenes es una bacteria Gram-positiva, con forma de bacilo corto, no formadora de esporas y anaerobia facultativa. Se multiplica en un amplio rango de pH y temperaturas, incluso a temperaturas de refrigeración (entre 2ºC y 4ºC), con una temperatura óptima de crecimiento entre 30ºC y 37ºC. El cocinado a temperaturas superiores a 70ºC durante 2 minutos destruye la bacteria.

Sus características de resistencia a diversas condiciones, como la acidez y las bajas temperaturas, explican su amplia distribución tanto en el medio ambiente (suelo, plantas, forraje, materia fecal, aguas residuales, agua) como en los lugares de elaboración de alimentos.

¿Cómo se transmite la Listeria Monocytogenes a los alimentos?

La Listeria monocytogenes se transmite a los alimentos principalmente a través de las plantas de procesado, por medio de los zapatos y la ropa contaminada de los trabajadores o de las superficies de los medios de transporte. De allí pueden llegar al producto final a través de los manipuladores, las superficies, los equipos y útiles de contacto o el propio ambiente. Sin embargo, su peligrosidad no sólo radica en los múltiples agentes contaminantes, o la gravedad de las complicaciones que puede provocar, sino en su persistencia, que dificulta su eliminación.

La bacteria de la listeria resiste a altas concentraciones de sal y a la acidez (requiriendo sólo 4 unidades de pH), además de poder proliferar incluso a temperaturas de refrigeración (-1,ºC), a diferencia de otras como la salmonella, que necesita como mínimo unos 5ºC para proliferar, o la E. coli, que requiere unos 7ºC. Por otro lado, puede crecer en ambientes con poca o ninguna presencia de oxígeno (aerobios, microaerofílicos y anaeróbicos -al vacío-) y fabrican biofilms, estructuras de protección incrustadas en las superficies que son difíciles de eliminar.

Listeria monocytogenes en superficies

Además, uno de los medios en los que es más frecuente encontrar esta bacteria es en las superficies. La Listeria monocytogenes es una bacteria que presenta una notable capacidad para adherirse y sobrevivir en diversas superficies, especialmente en aquellas que se encuentran en la industria alimentaria. Esta habilidad la hace particularmente peligrosa, ya que puede persistir en el entorno de producción y procesado de alimentos, incluso después de la limpieza y desinfección.

Por eso, para una adecuada prevención y detección de listeria, es muy importante realizar un análisis en superficies. Dentro de los análisis de alimentos nos ocupamos del control de superficies, garantizando un producto seguro y de calidad.

En Laboratorio Gedysa ponemos a tu disposición un amplio servicio de análisis de listeria, así como control de superficies. Además te ayudamos a aplicar las directrices de toma de muestras de Listeria en superficies. En Laboratorio Gedysa podemos ofrecerle el servicio concreto o acompañarle en todo el proceso, desde el diseño de un plan APPCC hasta las auditorías de comprobación. ¡No lo dudes y cuenta con nuetsros profesionales!

Si te ha gustado este artículo te recomendamos ¿Qué es y Cómo Se Transmite La Legionella?.

5/5 - (5 votos)